Si Don Alonso levantara la cabeza. (Universo Amanecentista)

Algunos relatos comienzan a cansar(me). Escuchar las noticias últimamente es lo más parecido a una experiencia tipo dia de la marmota. (Intentar) conversar con algunas personas de según qué cosas se transforma a veces en un ejercicio de resistencia ante los propios impulso de salir corriendo y la sensación de tierratrágame o quéhehechoyoparamereceresto.

Recuerdo ahora  la charla el discurso entusiasmado de algún tertuliano con no poca formación universitaria -que estas cosas de las energías positivas que ponen en riesgo la salud nada tienen que ver con la falta de formación- intentando demostrar que la física cuántica explica perfectamente el reiki y su poder de curación.

Cómo no invocar a Don Alonso, de “Amanece que nos es poco”, en muchos de estos momentos, ante algunas personas encantadas de conocerse a sí mismas y de sus propios relatos de los que intentan convencerte, o ante los discursos cansinos  de políticos de uno y otro lado. Cómo no recordar aquella escena en la que Tirso el tabernero, mientras lo escuchan encantados un grupo de estudiantes de Yale, habla sobre el amor ante el fastidio de D.Alonso, borracho y destrozado por la infidelidad de su mujer y por la brasa que el mesonero le está dando .

Lástima que la evolución no nos haya equipado con algo así como párpados auditivos para poder desaparecer con sólo activarlos, como hacíamos cuando, siendo niños, cerrábamos los ojos para desaparecer sin dejar de estar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s