Apuntes sobre igualdad

La igualdad, como la libertad, habita más en en los verbos que en los nombres, en la posibilidad real de hacer y de cambiar el mundo, nuestro lenguaje y las circunstancias que nos comprometen con la vida que queremos y con nuestros valores. Por eso tal vez a veces esa forma de contar la realidad más centrada en el cromosoma que en la acción, más que acercarnos, nos aleja de esa igualdad. Por supuesto que ante tantos años de historia y de relatos de discriminación en que la mujer ha estado oculta, es muy importante hacer que se vean y darles visibilidad, pero sin que los sustantivos hagan sombra a los verbos, sin que achiquen a la persona, al valor, la importancia o la excelencia de sus logros.

Más allá de la seducción de las palabras, creo que ese es el efecto de algunos titulares, de ciertos relatos. Desde el lado opuesto, creo que no ha sido sobre todo a base de titulares, sino gracias a la  desigualdad desapercibida, esa que sin explicarnos hemos aprendido, la que sin darnos cuenta hemos mamado desde pequeños, la que la que ha hecho fuertes nuestros prejuicios y nuestros comportamientos machistas, muchos de los cuales ni siquiera somos capaces de reconocerlos cuando andamos en ellos.

Es muy importante la (bien intencionada y bien usada) visibilidad de la mujer a la vez que leyes y acciones de apoyo directo a mujeres. Recortando y parafraseando acá y allá del TED de Michael Kimmel: Los hombres blancos de Estados Unidos y Europa han sido y son los beneficiarios del mayor programa de discriminación (positiva) de la historia de la humanidad. Tal vez no nos demos cuenta -“el privilegio es invisible para aquellos que lo tienen”- pero esa es nuestra historia. Y esto tiene que dejar de ser así, porque es lo justo y es lo correcto, pero también por puro interés, por el bienestar de los propios hombres. Hacer visible su propio género a los hombres es el primer paso para implicarlos en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Al mismo tiempo que se llevan a cabo estos cambios, tal vez habría que alentar el valor y la fuerza de lo sutil, de lo que está tan presente que no se ve y no necesita ser nombrado continuamente para ser. Necesitamos generar más escenarios de igualdad desapercibida y dejarlos estar, esos que se respiran y se calan hasta los huesos sin darte cuenta y te hacen vivir mejor la vida. Todo ello tiene que ver con los verbos, con lo que hombres y mujeres hacen y tiene la libertad de elegir hacer, con las nuevas realidades que podemos ver en las calles, colegios, hospitales, casas, mercados,… Escenarios que nos harán cambiar no sólo nuestros prejuicios y la manera de vivir y relacionarnos, también la manera en que haremos los titulares y usaremos nuestras palabras.

Apuntes sobre igualdad aparece primero en Ideas Poderosas

Advertisements

3 thoughts on “Apuntes sobre igualdad

  1. Esa línea invisible de los privilegios… de ahí la tremenda dificultad para desmontar muchas situaciones, para llegar a los problemas de fondo. Toda la razón Manuel, es perfecto como lo expresas: “La igualdad, como la libertad, habita más en los verbos que en los nombres”.

    No existen las causas (son consecuencias) ni los colectivos (son guetos). Muy sugerente el título del libro que enlazas, ¿lo has leído?, ¿me lo recomiendas?

    Un abrazo.

  2. Hola Isabel,

    son cosas sobre las que de alguna manera hemos charlado en más de una ocasión y fue tu entrada sobre los titulares enIgualdade la que levantó la chispa y conectó con algunas ideas mientras veía el TED de Michael Kimmel.

    Me gusta y comparto eso de que son las consecuencias las que vienen a ser la causa y cómo se encadenan unas con otras. Es una visión funcional, naturalista (por aquellas cosas de Darwin y la selección natural) y radical (por aquello de ir a la raíz, más allá de explicaciones mecanicistas y simples causa efecto que tanto parece gustar) de como funcionamos y de como funcionan las organizaciones.

    En cuanto al libro, claro que lo recomiendo. Lo leí hace años, cuando salió, y recuerdo haberlo disfrutado y haberle cogido no pocas anotaciones. Con muchas referencias y ejemplos de la prensa y los mass, con capítulos con títulos igual de sugerentes y con uno de ellos sobre la desaparición de la mujer,…

    Y ya puestos a hablar de libros que tratan el tema del lenguaje me atrevo a recomendar también (aunque creo que ya hice referencia en algún post o algún comentario) de “Metáforas de la vida cotidiana” de George Lakoff, otro con muchos apuntes que hacerle.

    Un abrazo

  3. Pingback: Positivismo sin piedad | Laboratorio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s